jueves, 28 agosto 2014

Riqueza Minera

E-mail

 

Los fenómenos que dieron origen a las montañas del mundo también las dotaron de un acervo de minerales y metales. Hoy en día, la creciente demanda de estos productos y los adelantos tecnológicos han vuelto a las zonas montañosas, aún a las más lejanas, lugares más accesibles y rentables para la minería. Esta actividad productiva puede proporcionar grandes beneficios a las comunidades de las montañas, pero también puede ser devastadora para los frágiles ecosistemas montañosos y las culturas locales, así como para el medio ambiente y las comunidades de las zonas más altas y de las tierras bajas. El reto estriba en equilibrar las oportunidades de la explotación minera con la responsabilidad social, y asegurar la protección de las culturas tradicionales de las montañas.


RiquezaLa minería también contamina la atmósfera. Las explosiones, el transporte y las actividades de trituración de la minería a cielo abierto pueden contaminar el aire. La fundición de metales se asocia a la lluvia ácida, y una de las consecuencias comunes de la minería son los escurrimientos ácidos de los desperdicios rocosos. Sólo en los Estados Unidos se estima que 20 000 kilómetros de arroyos y ríos han sido dañados por la filtración de ácidos provenientes de la minería.


Actualmente, existe evidencia irrefutable de que la minería limita gravemente la capacidad de una nación de sustentar el crecimiento económico (incluso dentro de las definiciones estrechas a las que en general adhieren los estados nacionales). Esto resulta un descubrimiento "sorprendente" para quienes piensan que las "riquezas" contenidas en el suelo se traducen infaliblemente en dinero en el banco.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos